Himno a Tamaulipas

ene 16, 2012 1 Comment by

Una de las formas más auténticas de identificación del individuo con el núcleo al que pertenece,
se da a través de las estrofas de un Himno.

En craso error me encontraba yo, al creer que la inmensa mayoría de los matamorenses que habiendo cursado el tercer año deberían conocer la historia del himno a Tamaulipas.

Estaba en mi oficina en medio de acalorada discusión con un individuo reacio a aprender los rudimentos del Análisis de Riesgos en los Procesos, cuando recibí el agradable pero sorpresivo telefonema de mi culta amiga Profa. Sandra Aurora del Castillo Twells (la que escribe desde la antigua biblioteca) inquiriendo sobre el Himno a Tamaulipas.

Por extraña casualidad, al siguiente día mi novísimo amigo Rolando Martínez Barrón (el del portal www.matamoros.com) me preguntó sobre el mismo tema. En vista de tanta insistencia y como yo siempre ando en “OMNIBUS VERITAS”, recurrí a mi vasta biblioteca para preparar a mis lectores la siguiente crónica: Una de las formas más auténticas de identificación del individuo con el núcleo al que pertenece, se da a través de las estrofas de un Himno que se convierta en factor que arraigue afectivamente a sus miembros.

Un canto que surja de la inspiración misma de los integrantes de una Nación o Estado. Nuestro estado de Tamaulipas cuenta con un Himno donde se habla de su ubicación geográfica, de su gente, de sus luchas armadas, de su producción, de los anhelos de superación de hombres, mujeres y niños, que cuando lo cantamos nos identifica y nos une más con nuestra Patria Chica y nos hace sentirnos orgullosos y de preocuparnos por aprender y luchar por hacerla cada día mejor. Con motivo de los festejos de su primer Centenario que se celebraron el 30 y 31 de Diciembre de 1925 y 1º. y 2 de Enero de 1926, la letra del himno fue compuesta originalmente en honor a Matamoros por el Prof. Rafael A. Pérez. La música se debe al Prof. Alfredo Tamayo Marín y la instrumentación por el músico y profesor José Ma. Barrientos.

Fue ejecutada por la Banda de Música del Estado bajo la dirección del Prof. Simón Prado para acompañar el Himno a Matamoros a todos los alumnos participantes. Su estructura musical era de canción y la letra originalmente decía: “Viva Matamoros, invicta y heroica la ciudad que dormita en la margen del río…” En el año de 1926, el Gobernador Emilio Portes Gil, solicitó autorización al Autor del Himno a Matamoros, para adoptarlo como Himno al Estado, concediéndose la autorización, adaptando su letra. De 1926 a 1957 su ejecución en actos oficiales, públicos y escolares se hizo en forma original: “Viva Tamaulipas, altiva y heroica la región que dormita en la margen del río… En julio de 1957, a sugerencia del maestro Juan Diego Tercero, se modifica en los dos últimos compases de su segunda parte, para facilitar su canto y darle la forma épica y marcial del himno actual.

La autorización la otorgan el Autor y el Gobernador del Estado Dr. Norberto Treviño Zapata.

bocina Escuchar el Himno

HIMNO A TAMAULIPAS

Viva Tamaulipas altiva y heroica,
la región que dormita en la margen del río.
La sangre palpita en el pecho mío,
al recuerdo glorioso de sus héroes y su honor.

Viva Tamaulipas la tierra querida
que en las horas aciagas dio su sangre y su vida.
Cantemos un himno de amor y lealtad
y todo Tamaulipas vibre a la voz de libertad.

Fuiste cuna de nobles varones
que con la luz de su saber iluminaron,
y al pasar por la tierra dejaron
con sus obras su nombre inmortal.

Hoy la historia
canta la gloria
de tus hijos en marcha triunfal.

En los tiempos de duelo y de guerra
con tu valor fuiste el honor de nuestro suelo.
Defendiste heroica la tierra
y tu espada fue siempre inmortal.

Hoy la historia
canta la gloria
de tus hijos en marcha triunfal.

En tu seno de mirtos y rosas
fuente de amor en el hogar tamaulipeco.
¡Son tus hijas mujeres virtuosas
que engalanan el patio vergel!

Hoy la historia
canta la gloria
con el mirto, la oliva y laurel.

Los que duermen eterno descanso,
los que por ti con fe y valor su vida dieron,
por hacerte feliz sucumbieron
bajo el fuego que te hizo inmortal.

Hoy la historia
canta la gloria
de tus hijos en marcha triunfal.

Ya la aurora de tiempos mejores
iluminó con su fulgor nuestros albores;
y en los surcos que abre el arado
va sembrando la fraternidad.

Y su anhelo
protege el cielo
floreciendo en la santa hermandad.

Nuestros hombres hoy luchan ufanos
por mejorar su condición de ciudadanos.

Igualdad es la flor del ensueño
que el obrero pretende alcanzar.

Y si alcanza
una esperanza
es que sabe morir o triunfar.

Por Ing. Manuel Humberto González Ramos
Cronista y Cartógrafo de Matamoros
Tel. (868) 817 3421 E-Mail: gonzalezmhr@hotmail.com

Historia

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet

One Response to “Himno a Tamaulipas”

  1. edgar says:

    cual es la historia del himno a Tamaulipas

Leave a Reply

Slider by webdesign